Compliance en el Sector Público ¿Necesidad o Virtud?

Entrada original publicada en concepcioncampos.org

¿Es necesario el Compliance en el Sector Público? Hablar de cumplimiento normativo (lo que sería la traducción literal del término compliance) en el sector público, sector que precisamente  debería abanderar el sometimiento pleno a la Ley y al Derecho, enunciado tempranamente por nuestra Constitución en su artículo 103, no deja de resultar un contrasentido. Pero la fuerte desafección ciudadana surgida hacia las instituciones públicas, como consecuencia de numerosos sumarios judiciales por delitos relacionados con la corrupción, exigen que el sector público adopte todas (y digo todas) las medidas a su alcance para recuperar el coste reputacional que esta situación ha producido en la magnífica labor de miles de servidores públicos.

Y para ello, la traslación al ámbito público de las políticas de Compliance se presenta como una técnica innovadora que permitirá adoptar enfoques eficaces basados en los marcos de integridad institucional de la OCDE y no muy alejados de precedentes basados en los códigos éticos o códigos de buen gobierno que, adecuadamente diseñados, podrían asimilarse a programas de cumplimiento normativo, siguiendo la Convención de Naciones Unidas contra la corrupción. Resulta necesario efectuar el correspondiente diagnóstico del escenario del sector público respecto a la corrupción, a través del correspondiente mapa de riesgos y examinar cómo prevenir los riesgos normativos en empresas públicas mediante el Compliance, con las diferentes proyecciones que alcanza: conflictos interés, soborno y corrupción, gestión con terceras partes. Y para ello, incorporar nuevas técnicas e importar modelos del sector privado, convenientemente adaptados al sector público, como evaluar si ¿Es necesario un Compliance Officer en el sector público?.

Y como prueba de ello me gustaría poner el acento sobre dos hitos muy recientes y señalados:

.- I Congreso de Compliance en el Sector Público

El día 23 de mayo se celebraba, con gran éxito de público y crítica, el I Congreso de Compliance en el Sector Público, organizado por la WCA (World Compliance Association) y la Universidad de Castilla-La Mancha. Con grandes y reconocidos expertos en la materia (puedes consultar el programa completo aquí) se han abordado, a través de 5 bloques, las principales líneas de reflexión que centran el debate en estos momentos:

  • Necesidad de Compliance en el Sector Público. Cumplimiento normativo y control de delitos
  • Control Externo de Fondos Públicos y Cumplimiento normativo
  • Implementación de Estrategias e Instrumentos de Compliance en el Sector Público
  • Cumplimiento y Prevención del Fraude en la Gestión de Fondos estructurales y de Inversión Europeos
  • Estatuto del Compliance Officer
  • Contratación Pública y Compliance

Pero si existe en la actualidad un ámbito de la gestión pública en el que ha cobrado especial protagonismo el Compliance es el de la contratación pública, a raíz de la aprobación de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, que introduce, de un modo expreso, siguiendo el mandato europeo, la operatividad de las técnicas de compliance en el contexto de las prohibiciones de contratar. Pero, más allá de esa eficacia para el sector privado, la apuesta por la integridad y la necesidad explicitada normativamente de adopción de medidas de prevención y lucha contra la corrupción, hacen que cobren especial sentido las reflexiones de implantación del Compliance en el sector público en un sector que, sin duda, constituye un riesgo a controlar.

.- Revista Monográfica “Compliance en el Sector Público”

El Compliance está ya en la agenda del Sector público. Buena prueba de ello la oportunidad que he tenido de coordinar un número especial de la revista El Consultor, editorial Wolters Kluwer, destinado monográficamente al Compliance en el Sector Público, en el que todas estas materias y muchas más han sido abordadas por un excelente conjunto de autores y autoras, en los que se combinan a la perfección el conocimiento de acreditados expertos del mundo académico, junto con profesionales del sector público del ámbito de los OCEX, de la CNMC, de la administración en general, pero también incluso con Compliance Officer en ejercicio en el sector público, reforzados por comentarios breves, infografías y otros materiales y recursos de apoyo.

Este especial sobre Compliance en el Sector Público constituye una obra pionera sobre la materia, en un momento en el que no existen todavía prescripciones normativas al respecto que impongan, a las múltiples entidades que lo integran, una obligación de adoptar políticas de compliance o la aprobación de programas de cumplimiento normativo, ofrece una herramienta de apoyo en un momento en el que, respondiendo a la pregunta que enuncia esta entrada, el compliance en el sector público es una virtud.

Sin comentarios | Leído 19 veces

Puedes saltar al final y dejar una respuesta. Hacer ping no est? permitido.

Deja un comentario

*