Cómo alcanzar los ODS a través de la contratación pública en 3 ejes

Entrada original publicada en concepcioncampos.org

Se acaba de publicar la Orden DSA/819/2020, de 3 de septiembre, por la que se regula la composición y funcionamiento del Consejo de Desarrollo Sostenible (creado por Orden PCI/169/2019, de 22 de febrero), que se concibe como un espacio ciudadano de carácter consultivo y de seguimiento de la implementación de la Agenda 2030 desde un enfoque participativo, incluyente y transparente. Porque la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, se presenta, ante todo, como un nuevo contrato social global y local que obliga a todos los actores sociales y a todas las Administraciones públicas a trabajar de forma coordinada, como recoge dicha Orden.

Este nuevo contrato social requiere partir de una visión integradora e integral que aglutine las políticas públicas internas y la coherencia de las políticas con el desarrollo sostenible en un esfuerzo colectivo conjunto y es necesario generar mecanismos que permitan cooperar y avanzar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y a dichos efectos resulta preciso subrayar la importancia de la contratación pública para alcanzar dichos objetivos y cómo se lleva  a cabo, tal y como expresamos aquí

Carácter instrumental de la contratación pública 

Un breve repaso por los ODS pone de manifiesto cómo el carácter instrumental de la contratación pública se proyecta en la consecución de todos ellos, pero en esta ocasión me voy a limitar a analizar tan sólo algunos de ellos, desde la perspectiva de las metas correspondientes, sobre la base de 3 ejes que permiten una mayor sistematización: contratación socialmente responsable, calidad de los servicios públicos y mejora de la confianza institucional.

Eje I.- Contratación socialmente responsable

La contratación socialmente responsable exige la incorporación de criterios sociales, medioambientales y de innovación y de condiciones especiales de ejecución en la contratación pública, facilitar el acceso a las pequeñas y medianas empresas, así como a las empresas de economía social. Se trata de contribuir a construir una sociedad mejor a través de la contratación pública, vista como un elemento estratégico para la ejecución de las políticas públicas en general y, las políticas sociales, en particular. Esa es la teoría pero todavía queda mucho por hacer como analizamos aquí.  Aunque, en realidad, en este apartado encajarían la práctica totalidad de los ODS resaltaremos algunos de especial relevancia.

ODS 5. Igualdad de Género

La utilización de las clásulas sociales en la contratación debe contribuir a poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo, asegurando la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública y para ello, corresponde aprobar y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas a todos los niveles, utilizando la contratación pública como una herramienta estratégica. Este ODS se conecta directamente con el ODS 10 Reducción de desigualdades.

ODS 8. Trabajo decente y crecimiento económico

Un momento como el actual, tan marcado por la crisis Covid-19 y las repercusiones en términos de empleo y crecimiento económico, exige utilizar la contratación pública promoviendo políticas orientadas al desarrollo que apoyen las actividades productivas, la creación de puestos de trabajo decentes, el emprendimiento, la creatividad y la innovación, y fomentar la formalización y el crecimiento de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas, de hecho, el posicionamiento de las pymes en la contratación pública constituye un objetivo declarado en Europa. Desde esta dimensión de la contratación se puede lograr una mayor calidad en el empleo para todas las mujeres y los hombres, incluidos los jóvenes y las personas con discapacidad, así como la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor.

ODS 12. Producción y Consumo Responsabales

La contratación pública permitirá la producción y el consumo eficientes de los recursos mundiales y desvincular el crecimiento económico de la degradación del medio ambiente, y para ello, su utilización estratégica facilitará que las empresas adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes al promover prácticas de adquisición pública que sean sostenibles, y conseguir que las personas de todo el mundo tengan la información y los conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza

Sin olvidar, en este eje, la importancia del ODS 13 Acción por el clima (adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos), en particular, conectado con los que se examinarán a continuación de cuya consecución depende alcanzar el ODS 13.

Eje II.- Calidad de los servicios públicos

La contratación pública debe velar porque el diseño de los criterios de adjudicación y las condiciones de ejecución permitan obtener obras, suministros y servicios de gran calidad, concretamente mediante la inclusión de aspectos cualitativos, medioambientales, sociales e innovadores vinculados al objeto del contrato, persiguiendo en todo momento la eficiencia en el gasto público y el respeto a los principios de igualdad de trato, no discriminación, transparencia, proporcionalidad e integridad.

ODS 6. Agua limpia y saneamiento 

Uno de los grandes retos del S XXI es garantizar el acceso universal a los servicios de agua limpia y saneamiento, servicios que se prestan en régimen de contratación pública y que permitirá, mejorar la calidad del agua,aumentar considerablemente el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores y asegurar la sostenibilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce para hacer frente a la escasez de agua y reducir considerablemente el número de personas que sufren falta de agua y favorecer la gestión integrada de los recursos hídricos a todos los niveles.

ODS 7. Energía asequible y no contaminante

El crecimiento de la población mundial y las demandas de fuentes de energía limpias  requiere aumentar considerablemente la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes energéticas, duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética y para ello la contratación pública deberá facilitar ampliar la infraestructura y mejorar la tecnología para prestar servicios energéticos modernos y sostenibles para todos en los países en desarrollo, y el diseño de esos servicios deberá realizarse desde el origen por los poderes públicos en clave de sostenibilidad.

ODS 9. Industria, Innovación e Infraestructura

La inversión en infraestructura y la innovación son motores fundamentales del crecimiento y el desarrollo económico, y ante el escenario actual, fuertemente marcado por la transformación digital, la contratación pública debe permitir desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de calidad, para apoyar el desarrollo económico y el bienestar humano, haciendo especial hincapié en el acceso asequible y equitativo para todos. Y en dicha línea debe aumentarse el acceso de las pequeñas industrias (PYMES) y otras empresas a los servicios financieros, y su integración en las cadenas de valor y los mercados. Igualmente permitirá modernizar la infraestructura y reconvertir las industrias para que sean sostenibles, utilizando los recursos con mayor eficacia y promoviendo la adopción de tecnologías y procesos industriales limpios y ambientalmente racionales.

ODS 11. Ciudades y Comunidades Sostenibles

Con más de la mitad de la población mundial viviendo en ciudades, se abren para éstas grandes retos, retos tales como proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para todos y mejorar la seguridad vial, en particular mediante la ampliación del transporte público y aumentar la urbanización inclusiva y sostenible y la capacidad para la planificación y la gestión participativas, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos en todos los países y mejorar la planificación y gestión urbana de manera que sea participativa e inclusiva.

III.- Mejora de la confianza institucional

Contar con instituciones sólidas y justas, en las que la sociedad en su conjunto pueda depositar su confianza es clave, y para ello resulta necesario abordar una contratación íntegra y en la que la colaboración público-privada y la participación del conjunto de agentes sociales y económicos permita una mejor calidad de las instituciones públicas y recuperar la confianza de la sociedad en los poderes públicos.

ODS 16. Paz, Justicia e Instituciones Sólidas

La contratación pública constituye uno de los mayores riesgos de corrupción (así lo apuntamos aquí), por ello, su revisión en las clave del ODS 16, que impone, como meta reducir considerablemente la corrupción y el soborno en todas sus formas, permitirá crear a todos los niveles instituciones eficaces y transparentes que rindan cuentas y garantizar la adopción en todos los niveles de decisiones inclusivas, participativas y representativas que respondan a las necesidades, y en el marco de esas decisiones, las relativas a la contratación, evitando los conflictos de intereses, promoviendo la libre concurrencia y la igualdad, así como la calidad de los servicios públicos.

ODS 17.- Alianzas para lograr los Objetivos 

Porque los ODS solo se pueden conseguir con asociaciones mundiales sólidas y cooperación, mediante alianzas entre múltiples interesados  y para ello es necesario fomentar y promover la constitución de alianzas eficaces en las esferas pública, público-privada y de la sociedad civil, aprovechando la experiencia y las estrategias de obtención de recursos de las alianzas, porque las actuaciones individuales, sin tomar en consideración que vivimos en un mundo global y conectado, no sirven para alcanzar los ODS, y en ese campo la contratación pública ofrece múltiples fórmulas y posibilidades de establecer alianzas y tejer redes. 

Como dice el Profesor Arenilla la Agenda 2030 en la crisis actual ofrece un camino para la transformación de la gestión pública y la forma de ejercer el poder político, en la que la Administración se conciba como una plataforma de encuentro de intereses diversos liderados por el Estado con el fin de garantizar la gobernanza de la sociedad. Y para ello, los poderes públicos (es decir, las personas que forman parte del servicio público), ahora más que nunca, no sólo pueden, sino que deben utilizar la contratación en apoyo de objetivos sociales comunes, los ODS. Como señala la propia ONU, en relación a los ODS, también la contratación pública “Al servicio de las personas, al servicio de las naciones”. 

Sin comentarios | Leído 41 veces
Puedes saltar al final y dejar una respuesta. Hacer ping no est? permitido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *